Mujeres en la iluminación: Marie-Pierre Defoin

Marie-Pierre Defoin - Chief HR Officer
Marie-Pierre Defoin
Chief HR Officer - Schréder

El Día Internacional de la Mujer es una jornada en la que se celebran en todo el mundo los logros sociales, políticos, económicos y culturales de las mujeres.

Para celebrar este mes y día especiales, vamos a arrojar luz sobre algunas de las muchas extraordinarias mujeres que trabajan para Schréder en todo el mundo, compartiendo sus historias y lo que este día significa para ellas.

Marie-Pierre Defoin obtuvo su título universitario de ingeniería química y, después de algunos años trabajando como directora de Producción, fue creciendo su pasión por potenciar a las personas en sus trabajos, por lo que emprendió una carrera en Recursos Humanos. En ambos campos ha sido siempre una pionera, abriendo puertas para ella misma y para sus compañeros.

Marie-Pierre se incorporó a Schréder en marzo de 2020 como directora de Recursos Humanos, encontrándose de lleno con la pandemia de Covid-19 y la forma en que esta transformaba nuestra forma de trabajar. 

Marie-Pierre Defoin - Chief HR Officer - Schréder Group

¿Qué significa para ti el Día Internacional de la Mujer?

Es una oportunidad para homenajear a las mujeres y todo lo que hacen. He trabajado en bastantes países de todo el mundo y, entre todos, el que recuerdo con más cariño en el Día Internacional de la Mujer es Rusia. Todas las mujeres reciben una flor para conmemorar la ocasión, un bello gesto en un país que no siempre se percibe como el más sensible con la igualdad y la diversidad.

Por supuesto, esto hay que ampliarlo más allá del día en sí, y como directora de RR. HH., mi objetivo es promover todo tipo de diversidad cada día, animando a todos los empleados a desarrollar todo su potencial. 

 

¿Puedes contarnos algo sobre tu experiencia anterior y sobre tu función en Schréder?

¡Bueno, primero déjame decirte que ser una mujer nunca ha sido un obstáculo para conseguir mis metas profesionales! Siempre he tenido jefes que confiaban en mí, que veían mi potencial y que me animaban a desarrollar mis aptitudes y a crecer.

Empecé mi carrera en 1986 en 3M, donde fui la primera mujer ingeniera de procesos que se contrató en la división de fabricación. A los 26, fui la primera mujer directora de producción en Eridania (por entonces parte de Montedison). El director de la fábrica en ese momento era un auténtico visionario y abogaba por la diversidad. Yo dirigía un equipo compuesto íntegramente por hombres; tenía su confianza y les animaba a desarrollar sus aptitudes y a hacerse más independientes.

En Eridania disfruté verdaderamente de la faceta personal de mis funciones, lo cual me llevó cada vez más hacia un puesto en recursos humanos, algo que siempre me había apasionado. Así que, cuando apareció un puesto en Recursos Humanos en el centro de I+D de Bélgica, aproveché la oportunidad. Tuve la suerte de gozar de la confianza de mi anterior jefe. Él sabía que, aunque yo no tenía ninguna titulación oficial, era capaz de superar el reto con éxito.

Y así empezó mi carrera de 21 años en Recursos Humanos, defendiendo y motivando a las personas para perseguir sus metas. Me incorporé a Schréder el año pasado para dirigir el área de Personas del proyecto de la empresa «Juntos por nuestro futuro», que promueve la igualdad de género, la diversidad, la inclusión y el empoderamiento.

Creo firmemente que «la diversidad supera a la capacidad», y nuestro programa «Juntos por nuestro futuro» servirá para crear una cultura de inclusión en la organización que garantizará la diversidad al unir a personas con distintas trayectorias y nacionalidades para compartir conocimiento y experiencia, y para aprender las unas de las otras. También creará un entorno que garantice que existan oportunidades para todos y todas.
 

¿Qué piensas que podríamos hacer para inspirar y motivar a más mujeres jóvenes?

Creo que la orientación es la clave. Más mujeres se animarían a adoptar puestos de responsabilidad con programas de orientación, ya sean de mujeres para mujeres o de hombres para mujeres. Como ya he mencionado, he tenido jefes estupendos que realmente me han animado a alcanzar todo mi potencial. Personalmente creo que ser un modelo a seguir y ser accesible a los directivos jóvenes ayuda mucho a que adquieran la ventaja para moverse hacia puestos de responsabilidad.
 

¿Qué mujeres han tenido mayor influencia en tu vida, y por qué?

Aunque no he estado bajo la dirección de ninguna mujer, porque siempre he trabajado esencialmente en lugares en los que predominaban los hombres, hay una mujer que definitivamente destaca: Aurelia, la directora general en Austria de Eridania. Era una esquiadora extraordinaria y llevó esta determinación, estilo y disciplina al trabajo, sin dejar de ser totalmente accesible. En un sector dominado por los hombres, se ganó el respeto de todo el mundo por la excelencia de su trabajo.
Ella me demostró que, mientras te conozcas a ti misma, puedes conseguir lo que deseas.
 

¿Cuál es tu mayor logro profesional hasta la fecha?

Creo más en conseguir objetivos pequeños, paso a paso. Según avanzamos, siempre, en algún momento, nos enfrentamos a decisiones o acciones difíciles. Y, a medida que las abordamos, nos damos cuenta de que somos capaces de hacer mucho más de lo que pensábamos.

Un reto que ahora se me ocurre se me presentó cuando trabajaba en Eridania. Como ya he dicho, dirigía un equipo de hombres de clase trabajadora que, cuando llegué, veían sus trabajos como un medio para un fin. Al encargado, que tenía 55 años en ese momento, le sorprendió ver que una mujer de 26 se convertía en su jefa. Trabajé duramente con ellos para generar confianza, no solo en mí, sino también en sí mismos, para que pudieran dar un paso adelante, desarrollar sus aptitudes y modernizar totalmente su departamento. Empezaron a estar verdaderamente orgullosos de su trabajo.
También intervine en unas negociaciones problemáticas con los sindicatos en aquel momento, y me hizo darme cuenta de que realmente no hay montaña demasiado alta.

A nivel personal, tengo dos hijos que siempre han visto a su madre asumir puestos de exigencia. ¡Estoy orgullosa de decir que ellos apoyan totalmente la igualdad y que no tienen duda alguna de las capacidades de las mujeres! 
 

¿Qué consejo le darías a las mujeres jóvenes que empiecen hoy su carrera profesional?

Confía en ti misma y sé sincera: has de saber lo que puedes conseguir. Como suele decirse, Roma no se hizo en un día, y la persistencia es la clave. Sé una experta en aprender y escuchar. Yo tardé tres años y medio en dar el salto de la ingeniería central a recursos humanos.
 

Conecta con Marie-Pierre en LinkedIn