People in Lighting: Jean-Luc Lambert

Jean Luc Lambert - Schréder Urban Deco Business Segment Manager
Jean-Luc Lambert
Business Segment Manager - Urban Deco

Las empresas se definen por las personas que trabajan en ellas, durante más de un siglo, Schréder ha estado a la vanguardia de la iluminación gracias a sus empleados en todo el mundo. A lo largo de 2021 nos centraremos en las personas que hacen de Schréder lo que es, con su trayectoria profesional, proyectos emblemáticos y sus ideas sobre el rumbo de la iluminación.

Jean-Luc Lambert es el director del segmento de actividad de decoración urbana de Schréder. Se incorporó a la empresa en 1988, después de estudiar ingeniería electromecánica y tras un breve periodo trabajando en fluidos en la prestigiosa industria cervecera belga. Desde entonces, ha iluminado carreteras, plazas públicas, túneles y puentes de todo el mundo, además de ayudar a las ciudades a crear su propia identidad con soluciones de iluminación personalizables. Aquí reflexiona sobre su carrera en Schréder hasta el momento.

Cuando me incorporé a Schréder, invirtieron en la tecnología más avanzada: diseño asistido por ordenador

Fue una inversión enorme: el software EUCLID de Matra Datavision que compraron costó 1 millón de francos belgas, lo que valía por entonces una casa. En aquel momento, no era sencillo enviar ficheros enormes o garantizar la compatibilidad con otros sistemas, pero, aun así, cambió todo: pudimos enviar los diseños directamente al fabricante de herramientas para los moldes de alta presión de inyección de aluminio y plástico. El proyector Radial «RD2» fue el primer farol que diseñamos así, y la verdad es que ha soportado magníficamente el paso del tiempo.
 

Me incorporé a un equipo de I+D especial, que se fue ampliando progresivamente. 

Llegué a la empresa como parte del centro de I+D R-Tech, una pequeña unidad en el camino de la fábrica de Schréder, que tenía más de 600 empleados. Cuando me uní al equipo, éramos ocho y una secretaria en la división de investigación, ¡y ahora somos más de cien en todo el mundo! Trabajamos en proyectos para todo el grupo, habiendo crecido con el conjunto de la empresa.
 

El cambio a la iluminación LED fue un salto de paradigma, como el teléfono móvil o el paso a la fotografía digital. 

Hubo mucha discusión interna acerca de cómo hacerlo, y se nos concedió un presupuesto para plantearnos una estrategia mientras un compañero se ocupaba de nuestra iluminación tradicional. Al principio, la tecnología en sí era cara y no precisamente óptima para aplicaciones viarias. Así que, en vez de eso, decidimos crear un producto decorativo de alta gama, la PERLA, que queríamos que fuese la joya de la iluminación. La diseñamos para que fuera lo más lujosa posible, con los LED a modo de diamantes de la corona.

PERLA shines like a jewel in the night

Ahora es lo contrario, y los LED son la opción más asequible para iluminar calles, autovías, túneles... todas las zonas, en realidad, incluso grandes estadios o aeropuertos.
 

Cada país se adapta a un ritmo distinto. 

Italia, por ejemplo, cambió el alumbrado público a LED muy temprano. Mientras he estado en Schréder, las cosas han evolucionado hacia una mayor centralización, pero todavía hay un marcado aspecto local en lo que hacemos. 
 

Una vez tuve que tomar catorce vuelos en diez días para hablar de proyectos en tres continentes. 

Estábamos iluminando proyectos en Egipto, Dubái, Johannesburgo, Perth, Melbourne, Sídney y, finalmente, Auckland y Christchurch. Así que cada vez tenía que reunirme con el equipo local, explicar nuestros nuevos productos y discutir los proyectos con los clientes. Era agotador, pero fascinante.
 

Pero también ha sido muy gratificante trabajar más cerca de casa. 

Place Saint-Lambert, la plaza principal de mi ciudad natal, Lieja, se sometió a una enorme renovación que duró varias décadas, supervisada por Claude Strebelle. El nuevo diseño creó una zona peatonalizada inmensa, que iluminamos con una nueva luminaria llamada Mysterieuse, inspirada en tiras de cómic y diseñada específicamente para ese espacio. ¡Esto sucedió hace más de 20 años, pero aún tienen un aspecto estupendo!

The Mysterieuse luminaire, designed by our own Jean-Luc Lambert, has been lighting Place Saint Lambert for over 20 years

Mi función en Schréder ha evolucionado con el paso del tiempo. 

Se iba volviendo poco realista para mí seguir el proceso completo, de principio a fin, de cada proyecto en el que trabajaba, así que aumentamos el equipo de I+D con ingenieros y delineantes. Finalmente, en 2005, asumí la responsabilidad de los desarrollos de todo el grupo y de lanzar dos filiales, una en Colombia para incrementar nuestro negocio en Latinoamérica —hablo un poco de español— y una en China, para ampliar la presencia de Schréder en Asia. Fue estupendo, pero con un montón de viajes. Después de un curso de marketing en el INSEAD, me incorporé al equipo de marketing del grupo en 2008, justo cuando la tecnología LED estaba cobrando gran auge y presentándose como una gran oportunidad.
 

Ahora estamos trabajando en soluciones personalizables, especialmente la gama FLEXIA

Es muy importante para algunas ciudades mantener el mismo estilo de iluminación, pero con su toque personal. La gama FLEXIA se puede montar en varias configuraciones para aportar soluciones elegantes para ciudades INTELIGENTES:  columnas, brazos específicos, cables de catenaria o suspendidos por las calles para todas las aplicaciones urbanas. Hemos creado sistemas a medida con sofisticadas coronas y distintos accesorios a juego con la identidad de la ciudad... todo basado en la misma plataforma conectada, para que este «carácter único» sea más asequible de lo esperado.
 

De lo que me siento más orgulloso es de trabajar en un área que aporta auténtico placer y confort. 

Si puedes hacer que la gente esté más segura, que la vida sea más social, y las ciudades más hermosas y atractivas, esta es mi pequeña contribución a hacer del mundo un lugar mejor. También resulta muy gratificante ver tu trabajo funcionando. Estábamos un día por Bélgica en el tren y les comenté a mis hijos que nosotros habíamos iluminado su interior... ¡En la siguiente salida del colegio se lo contaron a toda la clase!  

Y la otra cosa es que Schréder es una auténtica comunidad: no solo trabajando directamente con mis compañeros belgas, sino con los de todo el mundo. Particularmente, cuando celebré mi 30.º aniversario de trabajo en la empresa en Schréder el año pasado, ¡mi jefe escribió e interpretó una canción para mí! Eso es algo verdaderamente especial.

Conecta con Jean-Luc en LinkedIn