Big Data para ciudades de todos los tamaños: aprovechando el poder de la iluminación inteligente

Lourenço Bandeira - Data Scientist Schréder Hyperion
Lourenço Bandeira
Científico de datos - Schréder Hyperion

«Si lo construyes, ellos vendrán» es una estupenda cita de una película clásica, pero seguramente no la mejor práctica urbanística. Las ciudades han de estar preparadas para el futuro: en todo el mundo se produce una urbanización rápida y, como los seres humanos deciden cada vez en mayor número vivir en ciudades, los entornos urbanos han de ser adaptables. Esto suscita el debate de las transformaciones sociales, medioambientales, tecnológicas y económicas venideras, a las que los urbanistas han de anticiparse y decidir en función de los datos, en lugar de tratar de adivinar a ciegas.

Las autoridades de la ciudad se han venido apoyando desde hace tiempo en el poder de los datos para planificar. Resultados censales, sistemas de recuento de tráfico para las carreteras, registradores de contaminación del aire o reuniones municipales sirven para reunir información relativa a lo que la gente quiere y necesita. Pero, ¿qué sucedería si el mejor sistema de obtención de datos estuviera ya cableado en las calles de la ciudad? Con el Internet de las cosas (IoT) convertido en realidad, la infraestructura existente para la iluminación se puede adaptar para incluir sensores que obtengan numerosos datos para mejorar las vidas de las personas.

 

Luminarias inteligentes, drivers inteligentes

Hyperion, el Centro de excelencia para la ciudad inteligente de Schréder, ha desarrollado la serie ZD4i, luminarias inteligentes con drivers inteligentes. Se trata de plataformas ideales para sistemas IoT, capaces de obtener información de los sensores D4i integrados que, a su vez, proporcionan datos para monitorizar el rendimiento, gestionar recursos, realizar mantenimiento predictivo y muchas otras tareas. Un sistema que ahorra energía por medio de la regulación y que reduce los costes de mantenimiento es obviamente algo bueno, pero, ¿y si fuéramos más allá de la iluminación?

Schréder EXEDRA can collect data from sensors to provide real-time services for citizens

Plataformas de iluminación inteligente como EXEDRA pueden equiparse con sensores para proporcionar servicios en tiempo real capaces de mejorar la calidad de vida de las personas y obtener datos para tomar mejores decisiones. ¿No sería estupendo poder atenuar automáticamente el alumbrado público cuando hay menos gente en las calles? Los sensores en las luminarias pueden utilizar datos anónimos de los teléfonos móviles para monitorizar cómo se están utilizando realmente las carreteras y calles, permitiendo a las ciudades ver los flujos de tráfico. Con esta información es posible enviar comandos dinámicos casi en tiempo real a las luminarias para adaptar la luz al nivel correcto, regulado por las normas europeas, lo cual puede reducir drásticamente el consumo de energía.

En Schréder nos preocupa no solo el ahorro de energía, sino que nuestro interés principal es velar por la seguridad de las personas. Utilizando datos meteorológicos obtenidos del alumbrado viario, podemos predecir cuándo habrá visibilidad reducida en las carreteras, o mayor probabilidad de hielo, y enviar comandos para aumentar automáticamente el nivel de luz. Con acceso a los datos del mobiliario urbano, somos capaces de identificar qué luminarias se encuentran cerca de pasos de cebra y regular la intensidad de la iluminación para garantizar que esté siempre al máximo.

 

Iluminación en un mundo después del COVID 

Al final de la pandemia, las ciudades son tremendamente conscientes de la importancia de medir la densidad de la población en tiempo real. Los sensores en las luminarias pueden monitorizar la afluencia: actualmente estamos ayudando a una ciudad portuguesa con un proyecto piloto en el que el anillo de luz de una columna SHUFFLE luce en rojo cuando la densidad de personas en una playa alcanza determinado nivel, para avisar a la gente de que no se acerque. Obtener datos como estos puede ayudar a gestionar con efectividad una situación de crisis, y puede integrarse para funcionar con aplicaciones para el seguimiento de la COVID, por ejemplo, para aportar información. 

Todo esto puede hacer surgir preguntas sobre dónde y cómo se procesan los datos. Es comprensible que los ciudadanos o los ayuntamientos prefieran que sus datos se mantengan localmente. A esto nos ayuda la «edge computing». Cuando los datos se procesan cerca del «límite» de la red —donde se encuentran la luminaria, columna o sensor—, pueden mantenerse donde se necesitan, en lugar de que estos tengan que viajar de ida y vuelta a un servidor que puede estar a cientos de kilómetros. ¡Y también se ahorra tiempo de procesamiento!

 

Pensamiento renovado, aire más limpio

Entre las emblemáticas ciudades alemanas de Düsseldorf y Colonia, la ciudad de Langenfeld deseaba preservar sus espacios verdes y su alta calidad de vida a la vez que renovaba su infraestructura. En 2019 se lanzó el plan «Langenfeld ciudad del futuro» en busca de un futuro mejor a través del uso de tecnología que mejorara los servicios. La ciudad considera la infraestructura de iluminación la columna vertebral ideal de sus iniciativas de ciudad inteligente y quería probarla antes de implementarla a mayor escala, así que las autoridades locales instalaron un laboratorio de ciudad inteligente en el parque Langfort. 

The city of Langenfeld is collecting data from sensors installed on SHUFFLE columns to improve the quality of life for its citizens

Entre las iniciativas de la ciudad para hacerla más sostenible, querían evitar la contaminación atmosférica, que además de contribuir al cambio climático, perjudica la salud y el bienestar de los residentes. El parque se ilumina con columnas Schréder SHUFFLE, que cuentan con sensor medioambiental. Este obtiene y envía datos cada 5 minutos por Wi-Fi, que también va instalada en la columna, a la plataforma UrbanPulse, gestionada por [ui!] —el GRUPO Urban Institute—, para ayudar a monitorizar la contaminación atmosférica en la zona. Un año después de la instalación, tanto la ciudad como la comunidad local están encantadas con la nueva infraestructura. 

 

Conocimientos, no conjeturas

Todo esto supone un gran cambio para la forma en que funcionan las ciudades. Con muchas autoridades todavía organizadas en líneas tradicionales o luchando para tratar de encajar lo digital en el funcionamiento diario de la ciudad, la iluminación inteligente podría parecer otra costosa complicación más. Nada más lejos de la realidad: además del enorme ahorro de energía que se consigue actualizando a LED y sistemas de regulación basados en sensores, los datos que las ciudades pueden descubrir contribuirán a variadas mejoras. 

Más y mejores datos ayudarán en el proceso de toma de decisiones para impulsar a las ciudades y crear beneficios tangibles para todos, especialmente porque el 60 % de la población vivirá en ciudades en 2050. Los datos pueden ayudar a las autoridades a predecir tendencias futuras, crear nuevas oportunidades, generar más ingresos y producir conocimiento práctico, especialmente cuando se comparten con los ciudadanos. Los sistemas inteligentes conectados pueden crear un camino que va más allá de la iluminación: pregunte a Schréder cómo funcionaría esto en su ciudad.


 

Acerca del autor

Fascinado por la ciencia desde una edad muy temprana, después de graduarse Lourenço dedicó 14 años a explorar la geología de Marte y algunos de sus análogos terrestres (como la Antártida, el Ártico y los desiertos secos) a través de sensores remotos y de arduo trabajo de campo en Técnico, la escuela de Ingeniería, Ciencia y Tecnología más grande de Portugal.

En 2019 fue uno de los primeros empleados en incorporarse a Schréder Hyperion, nuestro Centro de excelencia para la ciudad inteligente. Se unió al equipo porque está convencido de que la tecnología, y en particular la inteligencia artificial, puede convertirse en una herramienta importante para solucionar los problemas urbanos y conseguir una vida mejor. Se centra en el desarrollo de aplicaciones de IA para ciudades inteligentes, para mejorar la tecnología para la movilidad urbana y las infraestructuras públicas inteligentes, de la concepción a los prototipos.

Conecte con Lourenço en LinkedIn