Sendero nocturno de Lille

Iluminación inteligente crea un sendero nocturno para garantizar la seguridad de las personas y preservar el entorno de la flora y la fauna locales durante la noche

Desde 2001, la ciudad de Lille ha estado implementando activamente soluciones para reducir su impacto ecológico y proteger el medioambiente. Las autoridades locales reemplazan progresivamente todos los dispositivos de iluminación de la ciudad con luminarias LED más energéticamente eficientes, gestionadas con sistemas de control que adaptan la luz en función del lugar y el momento en los que se necesita exactamente. Estas acciones han permitido a la ciudad reducir su consumo de energía en un 50% en 2020 en comparación con 2004, mejorando a la vez la calidad de la luz.

La Citadelle, un parque de 110 hectáreas en el que se encuentra el zoo de la ciudad, es un espacio público popular para los residentes, que van a menudo a pasear en familia, correr o montar en bicicleta. También alberga un amplio espectro de flora y fauna, con más de 100 especies animales que necesitan una iluminación que respete sus ritmos naturales.

Comprometidos con la conservación de esta vida salvaje, la ciudad adoptó un «Plan de biodiversidad» en 2011. En 2017, lanzaron el proyecto LUCIOLE (Lumière Citadine Optimisée pour L'Environnemente) para proteger a los animales y plantas del parque, incluyendo las nueve especies vulnerables de murciélago que quedan viviendo allí y a lo largo del puente Léon Jouhaux por la noche. La nueva iluminación tenía que proteger los lugares de descanso, las rutas de desplazamiento y las zonas de alimentación de los murciélagos.
 

Alumbrado urbano para una convivencia en armonía

La ciudad quería crear un sendero nocturno con una solución de iluminación sostenible que mantuviera a los animales y plantas del parque sanos y felices, además de contribuir a sus objetivos medioambientales y garantizar la satisfacción y la sensación de seguridad de los ciudadanos. Una solución que adapta la intensidad de la luz en función de las necesidades de la zona y la temperatura de color era vital. 

Los directores del proyecto optaron por las luminarias Citea NG, equipadas con nuestra tecnología FlexiWhite y sensores de detección de movimiento. Las luminarias están programadas para cambiar automáticamente de luz ámbar a luz blanca cuando los sensores detectan la llegada de personas, con el fin de proteger la fauna y la flora, garantizando al mismo tiempo la seguridad y confort humanos.

La temperatura de color se programa para adaptarse según el comportamiento estacional de los murciélagos, que salen habitualmente de sus nidos aproximadamente 30 minutos después del anochecer para alimentarse. 

De abril a noviembre, cuando el ocaso es más tardío y los murciélagos están más activos, los módulos LED ámbar (3.000 K) son los únicos que se encienden y se apagan, para protegerlos. 

Luego, de noviembre a marzo, cuando los murciélagos hibernan, los módulos LED con LED ámbar y blancos (2.200 K) se encienden y apagan dependiendo de la hora de la noche y de la presencia de personas, ciclistas o vehículos.

Los vecinos que se trasladan por la mañana temprano o por la noche disfrutan de una visibilidad óptima. Durante la noche, cuando la iluminación cambia de blanco a ámbar, la fauna local puede dormir tranquilamente. Si llega un peatón o un ciclista, los sensores detectan su presencia y los LED blancos se encienden temporalmente para garantizar un paso seguro y confortable.

Avenue Mathias Delobel
Lille
Francia

Cliente

Ayuntamiento de Lille

Socio(s)

Contratistas de la instalación: ENGIE + CITEO
Ecologista para el Ayuntamiento de Lille: Yohan Tison

Iluminación inteligente que construye un futuro sostenible para todos 

La instalación de iluminación completa se controla con Schréder EXEDRA, que permite la telegestión en tiempo real de las luminarias. La ciudad puede adaptar los niveles de iluminación en cualquier momento y analizar los datos capturados por los sensores para mejorar los escenarios de iluminación.

La ciudad de Lille lidera el camino hacia su «Plan de biodiversidad», que hace de la ciudad un lugar sostenible y agradable para todos. Estamos encantados de acompañar a la ciudad proporcionando soluciones inteligentes que les permitan conseguir el equilibrio perfecto entre proteger el entorno y proporcionar un espacio seguro para que viva la gente.